Si hay algo que nos obsesiona en cada uno de los proyectos de Branding, es el concepto. Un proceso creativo/estratégico, donde pasamos por varias fases, empezando por la búsqueda de referencias, conexión de conceptos, imágenes, fotografías... hasta finalizar en una idea concisa sobre la que empezar a diseñar.

Packaging Birral

Fijar un concepto claro, nos aporta un contexto y nos ayuda afrontar la fase de diseño, con una idea clara sobre lo que queremos transmitir.

Este concepto debe ser inspirador y creativo, y capaz de transmitirse a través del naming, identidad o contenido sobre el que estemos trabajando en ese momento.

Por ejemplo, Birral, uno de nuestros últimos proyectos de packaging. Se trataba de crear una marca, para una nueva cerveza artesanal, un proyecto que nos apetecía realizar desde hacía tiempo. Al comenzar el proyecto, teníamos claro que no queríamos ser una cerveza artesanal más, y tampoco hablar del producto.

Decidimos crear la cerveza para el momento previo a los planes improvisados, así nació Birral, la cerveza que inicia todo lo que viene después de que alguien diga "la última y nos vamos".

Una vez teníamos el concepto, trabajamos en el diseño de un packaging, donde creatividad y tradición, fueran de la mano, así, diseñamos un packaging de líneas tradicionales, elegantes, pero con colores frescos, suaves, que invitaran a la diversión y creatividad.